Microdermoabración

Es un miento indoloro, que permite una lenta y controlada limpieza de la superficie cutánea. Se trata de un tipo de peeling suave y mecánico que consiste en el paso sobre la superficie de la piel con lija o torno con punta de diamante.

INDICACIONES:

• Prevención del envejecimiento cutáneo.
• Manchas leves. • Hiperqueratosis.
• Cicatrices de acné.
• Líneas de expresión, arrugas finas y medianas.
• Reducción de poros abiertos.
• Pieles seborreicas, que no tengan acné activo.
• Cicatrices superficiales.
• Previo a la aplicación de principios activos.

La duración de las sesiones es de 20 a 30 minutos aproximadamente. El número de sesiones es variable, aunque en general es de 4 a 10, con un intervalo entre ellas de una a tres semanas.

Ya en la primera sesión hay una sensación de confort en la piel, pero los resultados se ven a partir de la tercera sesión. Para un resultado óptimo, se recomiendan siempre sesiones de mantenimiento cada dos o tres meses.
Se usa una máquina con cristales de diamante que exfolian la piel a niveles profundos. La microdermoabrasión ayuda a mejorar la producción de colágeno y el tono de la piel.